SALUD

Mujeres con historia
Entrevista a una prostituta

La prostitución es el intercambio, concertado, de sexo por dinero. Una prostituta es una mujer que comercializa su cuerpo por interés económico. Las definiciones son frías y objetivas. Es la profesión más antigua como la historia misma.

Conocí la semana pasada a Lucy Albornoz, merideña, tiene 27 años, quien ejerce la prostituciòn desde que tenía 16. Su pareja de entonces, la introdujo a este sub-mundo. Primero lo hacía con conocidos o amigos de él y después la mandó, a la calle a buscar "clientes". Todos los días, incluyendo los domingos, aborda un viejo bus que la conduce desde La Guaira hasta la Avenida Libertador en Caracas.

Conversar con ella no me resultó tan difícil como lo había supuesto. Una psicóloga amiga, que la trató por un cuadro depresivo, me la presentó y pudimos conversar:
-¿Por qué te dedicas a esto?

-Porque no sé hacer otra cosa, me contesto en tono molesto.
-¿Y cómo te va...?

-¡Mal! Hay días en los que no tengo un sólo cliente, sólo "sapos" o alguno que quiere "fiado".

-¿Cuál es tu "tarifa", cuánto cobras por tus servicios?

-Doscientos mil bolívares, incluyendo el cuarto. Aparte cobro el condón... Lo dijo como una cuestión de rutina.

-¿Cuántos clientes atiendes en un buen día?

En una buena noche hice 1000 bolívares, recuerdo que fue un sábado.

-¿Y normalmente cuántos clientes tienes?

-Caseritos 4 o 5 y que vienen a buscarme cada quincena o cada fin de mes. En el resto de la semana el negocio está muerto. Sólo vienen a preguntar, a mirar, a "meter labia" para que les fíes...

Y, discúlpame la pregunta, ¿No te da asco?

-¡No, ya no! Estoy acostumbrada. Son mis clientes "Mana", si le haces asco o le pones mala cara ya no regresan. Yo los trato bonito, les hago bromas y les doy un buen servicio y uno que otro regresa a buscarme... Antes cuando era nueva escogía los clientes y ahora que estoy más usada, levanto vuelo con quien sea.

-¿Y tú "pareja", el que te metió en esto?

-Mi "marido", no, a ese "h….." ya no lo veo desde hace tiempo. Era un abusivo, me quitaba mi plata y encima me pegaba, era un desgraciado. Eran otros tiempos, yo era muchachita y ganaba mucha plata, ahora no me alcanza ni para comer. Me ven gordita y se van a buscar a las chamitas.
-¿No te da vergüenza?

-Vergüenza me daría robar. Yo sea lo que sea trabajo. Vergüenza me daría (con un leve brillo en sus ojos) si mi hijo se entera que hago esto.

-¿Lo quieres mucho?

-Demasiado. Lo quiero más que a mi vida.

-¿Cambiarías por él?

-Ya para que. No sé hacer nada. Me quedé en primaria y para todo piden papeles y yo no tengo nada, puro papel higiénico no más jajaja. Fue la primera vez que sonreía.
-¿Te animarías a aconsejar a alguien que piensa entrar a este mundo?

-No. Si quieren meterse que lo hagan, que la sufran y que vean que no es bonito.

-¿Te drogas? Parecía irritada, sin embargo me respondió:

-Sí. A veces. El cuerpo me pide, ya te contesté bastante... Se fue sin que le diera las gracias...

Las llamamos con desprecio "putas", "perras", "rameras" o "chicas de la mala vida", pero vemos que son una muestra de nuestra hipocresía de cada día.
Lo más fácil de ser en el mundo es ser tú mismo. Lo más difícil de ser en el mundo es lo que la otra gente quiere que seas. No dejes que te pongan en esa posición.

17/05/2010

Agosto 2014
D L M M J V S
1
2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31