SALUD

Las manifestaciones clínicas son muy variadas
La leptospirosis siempre ha estado en Venezuela debido a su condición de país tropical

La leptospirosis siempre ha estado presente en Venezuela, debido a su condición de país tropical, donde existe un clima propicio para el desarrollo de las leptospira y Puerto Cabello tampoco escapa de eso por ser una ciudad portuaria.

Sin embargo, motivado al reciente reporte de tres casos sospechosos de leptospirosis humana en el municipio Puerto Cabello, de los cuales dos resultaron positivos, el Diario La Costa presenta un trabajo acerca de la prevención de esta enfermedad.

De acuerdo a informaciones manejadas por el Ministerio Popular para la Salud los estados más afectados son Carabobo, Falcón, Aragua, Anzoátegui y Miranda.

La leptospirosis es la enfermedad zoonótica bacteriana que afecta humanos y animales, que también es conocida como la fiebre de los pantanos o del fango. Esta enfermedad es causada por varias especies del género Leptospira, un microorganismo con forma de espiral (espiroquetas) que morfológica y fisiológicamente son muy uniformes, pero que serológica y epidemiológicamente son muy diversas.

Las ratas y los ratones son los reservorios primarios de esta bacteria, en los cuales se produce una infección renal crónica, con excreción de grandes cantidades de bacterias en la orina, contaminando todo el medio que habitan. Los animales domésticos más afectados son los caninos, bovinos, porcinos y equinos.

La leptospirosis en los animales es frecuentemente subclínica, es decir, la bacteria puede persistir por largos períodos en los túbulos renales de estos, estableciendo una relación simbiótica sin evidencia de enfermedad o cambios patológicos en sus riñones. Como resultado, los animales que sirven de reservorio pueden diseminar altas concentraciones de bacterias en su orina, sin mostrar evidencias clínicas de enfermedad.

Puede presentarse tanto en zonas rurales como urbanas, en todas las edades y estaciones del año como consecuencia de las características del reservorio animal.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La leptospirosis es un enfermedad causada por exposición a esta bacteria que se puede encontrar en los climas más cálidos en las aguas dulces que han sido contaminadas por la orina de los animales. Los humanos se infectan por consumo o exposición a las aguas y alimentos contaminados.

La ingestión de comida y aguas contaminadas es la vía más importante y la ruta de infección, se cree ocurre a través de la mucosa de la boca y del esófago, ya que la leptospira no puede sobrevivir el ambiente ácido del estómago.

Las ratas infectadas pueden contaminar las cloacas. Una inmersión parcial o total en aguas o pantanos contaminados puede ser suficiente para permitir la infección. Los lecheros pueden ser salpicados en la cara, causando su infección a través de la conjuntiva ocular.

La leptospirosis fue reconocida inicialmente como una enfermedad ocupacional de los trabajadores de las alcantarillas en 1883 y en 1886, Weil describió las manifestaciones clínicas en cuatro hombres con ictericia severa (coloración amarillenta de la piel y mucosas), fiebre y hemorragias con deterioro renal. Su agente causal fue descrito por Inada en Japón en 1916.

Manifestaciones clínicas

La leptospirosis se manifiesta de diversas maneras en el hombre, dependiendo de la susceptibilidad del sujeto, del serovar que produjo la infección y de la concentración en sangre de la bacteria. Con base en lo anterior y a la sintomatología del sujeto, la enfermedad se clasifica de la siguiente forma:

Forma leve: El individuo presenta síntomas propios de un cuadro viral, fiebre, dolor de cabeza y cuerpo. Esta forma no es de gravedad y, casi siempre, la persona la asume como una simple gripe.

Forma severa o ictérica: La piel del sujeto se torna amarillenta, presenta hemorragias, daño hepático y renal. En esta etapa, entre 6 y 10 por ciento de los casos pueden generar la muerte del paciente.

Meningitis: Produce trastornos neurológicos, rigidez en la nuca, encefalitis, neuritis, confusión, psicosis o delirium.

Hemorrágica: La sintomatología presentada consiste en hemorragias sobre todo en los pulmones.

Los síntomas de la leptospirosis pueden ser confundidos con los producidos por otras enfermedades, por ello, es necesario acudir al médico para el diagnóstico clínico y hacer los respectivos exámenes de laboratorio, con el fin de identificar lo que está generando la enfermedad.

11/02/2010