INTERNACIONALES

Adoptada medida histórica
Los gases invernadero afectan la salud humana y deben regularse

Los contaminantes, principalmente el dióxido de carbono, creado por el uso de combustibles de origen fósil, debería estar controlado por la Ley Federal de Pureza del Aire

WASHINGTON, (AP).- La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos tomó una medida histórica el lunes al concluir que los gases de efecto invernadero afectan la salud de la población y deben controlarse.

El anuncio surge al tiempo que el presidente Barack Obama busca impulsar las negociaciones del gobierno en la conferencia internacional sobre cambio climático, que comenzó el lunes en Copenhague, en la que Estados Unidos es uno de los principales defensores para combatir el cambio climático, incluso aunque el Congreso no ha formulado aún una ley sobre el clima.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) dijo que la evidencia científica sobre el cambio climático muestra claramente que los gases de efecto invernadero "amenazan la salud pública y el bienestar de la población estadounidense" y que los contaminantes, principalmente el dióxido de carbono creado por el uso de combustibles de origen fósil, debería estar controlado por la Ley Federal de Pureza del Aire.

"Estas conclusiones tan largamente aplazadas fijan al 2009 como el año en la historia en el que el gobierno de Estados Unidos comenzó a atender el reto de los gases de efecto invernadero", dijo la directora de la agencia Lisa Jackson en una conferencia de prensa.

La acción emprendida por la EPA, que se había esperado desde hacía meses, está claramente sincronizada para dar un mayor impulso al posible acuerdo sobre el cambio climático en la conferencia de Copenhague y para tratar de presionar al congreso para que apruebe una ley para el cambio climático.

"Es un mensaje claro para Copenhague sobre los compromisos del gobierno de Obama para atender el cambio climático", dijo el senador demócrata John Kerry, uno de los principales autores de la iniciativa de ley sobre cambio climático para el Senado. "El mensaje para el Congreso es tan claro como el agua: pónganse a trabajar".

Según un fallo de la Suprema Corte, la así denominada conclusión sobre amenaza de peligro, era necesaria para que la EPA pueda regular las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que liberan las plantas generadoras de electricidad, fábricas y automóviles de acuerdo con la Ley Federal de Pureza del Aire.

La EPA dijo en abril pasado que se inclinaba a considerar la contaminación de efecto invernadero como una amenaza para la salud y el bienestar de la población, y comenzó a realizar comentarios públicos de acuerdo las formalidades para la creación de reglamentos.

Esta acción marcó un cambio radical con respecto a las medidas del gobierno de George W. Bush, que había evitado emprender pasos contundentes sobre el asunto como por ejemplo al negarse a emitir la conclusión anunciada hoy antes de terminar su mandato, pesar de los resultados a los que había llegado un grupo de científicos de la EPA sobre que la conclusión estaba aprobada.

Varios grupos empresariales se han opuesto fuertemente a enfrentar el calentamiento global con el proceso de regulación de la Ley Federal de Pureza del Aire, pues argumentan que es más costosa y menos flexible que la ley de límites de emisiones y pago de penalizaciones por contaminación, que esta siendo considerada en el Congreso. El lunes algunos de esos grupos cuestionaron el momento del anuncio de la EPA y lo calificaron de una medida política.

"Las implicaciones de la acción que emprendió hoy la EPA son trascendentales (...) los estadounidenses como individuos, consumidores y empresas podrían resultar gravemente afectados por esta decisión", dijo Charles T. Drevna, presidente de la Asociación Nacional de Refinerías y Plantas Petroquímicas.

"Este no es el momento para arriesgar el resto del sector industrial estadounidense en un intento por lograr una victoria de relaciones públicas internacionales", dijo Drevna en un comunicado.

Se teme que las regulaciones de este tipo podrían llevar a demandas y juicios de gran duración.

Por su parte, la EPA y la Casa Blanca han dicho que las normas sobre los gases de efecto invernadero no serán inminentes incluso después de la proclamación de la conclusión sobre el peligro de estas emisiones y han dicho que el gobierno preferiría que el Congreso actúe para limitar este tipo de contaminación a través de sanciones económicas a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes.

A pesar de esto la EPA ha comenzado a dar los primeros pasos para desarrollar los requisitos para los permisos para las emisiones de dióxido de carbono de los grandes contaminantes como las plantas generadoras de energía eléctrica.

El gobierno también ha dicho que establecerá los primeros estándares para las emisiones de gases de efecto invernadero para automóviles y para aumentar el rendimiento de combustible a 35 millas por galón de para 2016, con el fin de reducir las emisiones de carbono.

08/12/2009

Agosto 2014
D L M M J V S
1
2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31