EDUCACIóN

Virgilio e Ilda fueron un ejemplo amor y trabajo
Los hermanos Iafrate Battista siguen pidiendo justicia por sus progenitores

Por los avisos de prensa. Es así como los asesinos se enteran que una pareja italiana, Virgilio Armando Iafrate Lepore, de 80 años y su esposa Ilda Battista de Iafrate de 74 años, pusieron en venta su casa vacacional ‘Los Nietos’, ubicada en la calle El Liceo, de Chichiriviche, estado Falcón. Tenían que ser avisos de ventas de bienes muebles e inmuebles, pero con un detalle: Que quienes los vendieran tuviesen apellidos poco comunes. Esto tenía un por qué. Carlos Enrique Castillo Fuenmayor, ex miembro de la Policía Técnica Judicial, creía, es más, estaba convencido de que los extranjeros tenían pocos familiares en Venezuela y eso facilitaba sus planes perversos

Gustavo A. Rísquez

Sobre la familia Iafrate Battista hay una sola cosa importante que decir: Es unida. Aunque sean pocas las palabras encierran un significado de solidez y constancia. Ellos están nuevamente en los medios demandando justicia. El 22/04/2001 en Tucacas sus padres Virgilio Armando Iafrate Lepore, de 80 años y su esposa Ilda Battista de Iafrate de 74 años encontraron la muerte víctimas de las perversidades de una banda conocida como Los Guaros, organización criminal que prácticamente fue desmantelada pero cuyo creador y cerebro operacional Carlos Enrique Castillo Fuenmayor no ha sido aún procesado por la justicia. A nueve años del infausto momento todos los Iafrate Battista demandan justicia.

Algunos de sus hijos días atrás vinieron a nuestra sala de redacción a solicitar que Diario La Costa como medio líder en la zona litoralense de Carabobo y Falcón refrescara a los lectores el macabro hecho donde perdieron la vida sus padres. Fernando Castro Cueto fue condenado por encubridor y ya pagó su condena, quien es el autor material e intelectual es Carlos Enrique Castillo Fuenmayor, que se declaro inocente y utilizando subterfugios jurídicos logro fugarse del sitio donde esperaba por el juicio con un beneficio de casa por cárcel. Luego de 4 años siendo prófugo fue capturado en la isla de Margarita, trasladado a Coro donde solicitó ante el Tribunal de Apelaciones el traslado al internado de Tocuyito. El sigue jugando a la suspensión de las audiencias e inexplicablemente en los diversos intentos de instalación del Tribunal mixto, nunca fue trasladado.

En la conversación que uno de los hijos tuvo con este periodista, una frase marcó el interés por hacer este trabajo especial: El vástago tras enterarse que Carlos Enrique Castillo Fuenmayor en un expediente se había referido a sus padres secuestrados y posterior asesinados como “unos conejos” que buscaron para embaucarlos me dijo lo siguiente: En una de las audiencias, porque asistimos a todas para ver terminar presos a los culpables, encaré a Carlos Enrique Castillo Fuenmayor y le dije: sabes, esos conejos a los que tu mataste parieron tres tigres y te vamos a llevar preso.

Crónica de lo sucedido

Buscamos en archivos los datos del caso y nos pareció pertinente reproducir uno escrito por el periodista Gerardo Morón Sánchez publicado en la página web “Procedimientos Policiales”, blog creado por el Comisario Ernesto Emiliano Santamaría:
Carlos Enrique Castillo Fuenmayor, ex miembro de la Policía Técnica Judicial (PTJ), hoy en día Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) no sólo lo creía, sino que era un fiel devoto de este método aunque él no era quien directamente ojeaba los periódicos, sino sus amigos y familiares quienes estaban ajenos a sus oscuros intereses.

Tenían que ser avisos de ventas de bienes muebles e inmuebles, pero con un detalle: Que quienes los vendieran tuviesen apellidos poco comunes. Esto tenía un por qué. Castillo, creía, es más, estaba convencido de que los extranjeros tenían pocos familiares en Venezuela y eso facilitaba sus planes perversos.

Es así como se entera que una pareja italiana, Virgilio Armando Iafrate Lepore, de 80 años y su esposa Ilda Battista de Iafrate de 74 años, pusieron en venta su casa vacacional ‘Los Nietos’, ubicada en la calle El Liceo, de Chichiriviche, estado Falcón. Con este primer dato, Castillo comenzó a investigar propiedades, estatus económico y cuentas bancarias, incluso que los Iafrate saldrían de Barquisimeto el viernes 20 de abril en un Daewoo plateado, tipo sedán, año 1994, placas GAD-700. Junto a ellos venía una nuera y dos nietos de 9 y 5 años, a quienes dejaron en el Conjunto Residencial Caribean en Tucacas, municipio Silva, con la promesa de buscarlos el domingo 22 a las 2:00 de la tarde.

Carlos Castillo y su empleado de confianza, José Honorio Arrieche Rojas, cabecilla de una organización delictiva apodada ‘Los Guaros’, dedicada al robo de casas de verano, consideraron que ese fin de semana no sólo era ideal para secuestrar a los esposos y sacarles provecho, sino también para algo despiadado. Es así como el sábado 21 de abril en la noche contactan a tres hermanos, Octavio, Antonio Francisco, alias ‘Chicho’, y Manuel Marcano, apodado ‘El Pito’, con quienes se trasladan hasta El Tocuyo de La Costa haciéndoles saber que ayudarían con el trabajo sucio y que a cambio, recibirían su incentivo.

Éste, con ayuda de sus secuaces le montó cacería a los esposos a quienes siguieron hasta un restaurante donde fueron a almorzar y luego hasta la casa de verano, a esperar la estocada final. Virgilio e Ilda, entraron, subieron unas bolsas y cajas a la maletera del carro, se despidieron de los vecinos a las 12:30 del mediodía y emprendieron rumbo a Tucacas donde buscarían a la nuera y nietos. Se activó el plan y detrás de ellos, en un Fiat Tempra, año 1995, blanco, placas BH2-79T, venían Castillo, Arrieche y los hermanos Marcano que deciden no esperar más y actúan frente al Conjunto Residencial Flamingo.


Los más reciente de Los Guaros

Ubicamos en la misma fuente, “Procedimientos Policiales” una reseña histórica de la banda y datos suministrada en este año por el Comisario Flores Trossel: "....Esta banda es considerada de alta peligrosidad pues se dedican a los robos colectivos de casas, quintas, apartamentos, entre otros, no sólo en Caracas sino también en otros estados del país.
Según Flores Trossel este grupo delictivo está conformado por 10 personas aproximadamente “y gracias a la captura de su jefe los tenemos a todos plenamente identificados”......."
El 8 de enero del 2010 fue detenido " El Demente ", Gihoander Antonio Jiménez Cuicas, en un complejo turístico de Tucacas.
En un hotel de Maracaibo el 19 de marzo de 2010, cayeron abatidos :
Jesús Rafael Carrillo Rangel, 24 años, Fadrán Guillermo Pérez Rodríguez, 29 años e Iván Graber Castellano Ortiz, 25 años.
Otros miembros de la banda, que acostumbra repartir el botín en hoteles:
- Douglas Pastor Rodríguez, 49 años, " El Pastorcillo ", líder de la banda.
- Oscar Lizcano León.
- Rafael Alberto Freitez López.
- Glend Willians Escalona Ojeda
-Jesús Alexander Torrealba Espinoza.
-Pedro Michael Saavedra Rengifo, detenido el 20 de diciembre de 2009. Ese día detuvieron también a 3 cómplices que intentaron sobornar a los policías, entre ellos el abogado César Viera. Los otros dos son :
-Luis Alfonso Burgos.
- Yoiber José Aranguren.
En la prensa se informa como de la banda de los Guaros a los implicados en el secuestro en Tucacas y asesinato de los esposos Virgilio e Ilda de Iafrate ( caso abril de 2001.
Uno de los implicados en este caso fue nombrado director del Minpades, el abogado Fernando José Castro Cueto.
Total, que en esta banda, actúan hijos de militares, abogados y hampa común en secuestros, robos de vehículos y asesinatos.
Creo que son más de 10 los que conforman la banda”, en la opinión del Comisario (ra) Ernesto Emiliano Santamaría.

De choro a funcionario

Según aporte hemerográfico recatado de El Universal en información aparecida el jueves 26 de julio de 2007 por un caso de secuestro y homicidio de la pareja Iafrate Battista fue condenado el 12/09/2002 por el Tribunal V de Control de Falcón . Anzoátegui quien fungiera como director de Minpades en calidad de encubridor de asesinos: el abogado Fernando José Castro Cueto.

De acuerdo al informe periodístico quien para cinco años del asesinato de la pareja Iafrate Battista era empleado como director del Ministerio de Participación Popular y Desarrollo Social (Minpades) en Anzoátegui, el abogado José Fernando Castro Cueto, fue condenado en fecha 12 de septiembre del 2002 por el Tribunal V de Control del estado Falcón por el delito de encubrimiento del asesinato de los esposos Iafrate, ancianos que fueron apuñaleados y sepultados vivos en Sanare de la Costa.

El diario El Universal cita para la afirmación una investigación que realiza por Aporrea.org, mediante la cual se constata esta aseveración en autos divulgados por el Poder Judicial venezolano y en documentos hemerográficos diversos.

El caso, que fue uno de los más sangrientos en la historia criminal de Venezuela por la saña y el desprecio a la vida, refiere que los esposos italianos Virgilio Iafrate (80) e Ilda de Iafrate (74) fueron secuestrados el 22/04/2001 en Tucacas y posteriormente apuñaleados y enterrados con vida en una montaña de Sanare, Falcón.

Según la versión del diario El Universal.com (27/04/2002), se informó que este horrendo asesinato estuvo implicada una banda de secuetradores express y ladrones de quinta vacacionales conocidos como "Los Guaros", la cual integraban Larry Rafael Perez Arroyo, los hermanos Manuel, Francisco y Octavio Marcano, además de Carlos Castillo (ex funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas,CICPC) y de Antonio Arriechi (ex integrante de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención, Disip).

Refiere la nota que "la pareja Iafrate desapareció el 22 de abril del año pasado [2001] tras salir de una casa de su propiedad ubicada en Chichiriviche, con dirección hacia Tucacas, donde recogerían a unas amistades para enrumbar hacia Barquisimeto, donde residían".

Asimismo en las noticias de El Universal (27/03/2002) se apunta que "la postura de los esqueletos de Virgilio Iafrate (80) y su esposa Ilda Battista de Iafrate (74) permitió a los forenses que practicaron la exhumación en Sanare de la Costa, confirmar una terrible versión que habían escuchado de sus presuntos asesinos: el comerciante y su pareja fueron apuñaleados y enterrados aún vivos".

Igualmente en sentencia del Tribunal II de Ejecución, en Santa Ana de Coro, el 20 de diciembre de 2004, apuntó lo siguiente en el segundo párrafo: "Se observa que el referido penado [José Fernando Castro Cueto, titular de la cédula de identidad No. 10.637.478] fue condenado en fecha 12 de septiembre de 2002 por el Tribunal Quinto de Control de este mismo Circuito Judicial Penal, a sufrir la pena de Tres (03) Años y Cuatro (04) Meses de Prisión, por la Comisión del Delito de Encubrimiento, previsto y sancionado en el artículo 255 del Código Penal, en concordancia con los numerales 2 y 6 del artículo 77 ejusdem, en perjuicio de los ciudadanos Virgilio Iafrate e Ilda Battista de Iafrate".

Por qué un ex delincuente representa un Ministerio en Anzoátegui

Y la pregunta no tiene respuesta contundente, deja al ciudadano y a la ciudadana, con la boca abierta en un riptus de asombro.
Y ciertamente se debe preguntar al Ministro del Poder Popular para la Participación y Desarrollo Social (Minpades) para el entonces, David Velásquez Caraballo, cómo un ex delincuente tiene a su cargo la coordinación de la creación de los Consejos Comunales en una entidad tan importante como es Anzoátegui, a pesar de que en su momento el ministro Velásquez Caraballo y el viceministro del Minpades, William Montilla, fueron informados de este tema.

Pero igualmente está implicado en este bochornoso suceso de apoyar la designación de un ex delincuente como representante de un Ministerio en Anzoátegui el diputado en la Asamblea Nacional por el estado Anzoátegui, Hugo Márquez, actual integrante de la Comisión Permanente de Participación Ciudadana de la AN.

Queda ahora en manos del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, y del vicepresidente Ejecutivo de la Nación, Jorge Rodríguez, investigar, castigar y desmontar toda la trama de corrupción que puede haberse edificado con el nombramiento de este ex delincuente, José Fernando Castro Cueto, como representante del Minpades en Anzoátegui para orientar y apoyar en la construcción del poder popular que emana de los Consejos Comunales. A tres años de estos acontecimientos poco se sabe.

19/09/2010